“Brechas Generacionales y su Impacto en las Organizaciones”

“Brechas Generacionales y su Impacto en las Organizaciones”

Las organizaciones modernas se enfrentan hoy a un antiguo y conocido desafío: atraer y mantener los mejores talentos y obtener de ellos el mayor aporte posible. Dentro de estos talentos el tema generacional cobra vigencia pues en muchas ocasiones esto se convierten en factor de conflicto dentro de los equipos de trabajo.

Cada generación está marcada por momentos cruciales de la historia y avances tecnológicos, que en muchas circunstancias definieron nuestra percepción, enfoques, valores, intereses, conductas y hasta expectativas.

Actualmente en los equipos de proyecto es posible ver cuatro generaciones conviviendo: veteranos (nacidos antes de 1946), Baby Boomers (de 1946 a 1964), generación “X” (de 1961 a 1980) y generación “Y” o Millenians (nacidos después de 1980). Por ejemplo, los Baby boomers consideran que el Trabajo es lo más importante y los intereses personales deben someterse a los intereses de la empresa; mientras que para un Generación “X” es su interés personal y familiar en balance con su trabajo lo que orienta sus acciones. Y para un Millennial, la calidad de vida y su felicidad personal tienen prioridad.

Uno de los retos mas importantes que tienen las organizaciones que gestionan sus iniciativas con proyectos es crear una cultura que valore y aproveche activamente los diferentes niveles de experiencia, habilidades e ideas de su equipos de trabajo.

Las organizaciones actuales deben ofrecer canales de comunicación formales e informales y crear ambientes de trabajo que favorezcan la comunicación entre sus colaboradores, conocer sus expectativas es la mejor manera para eliminar prejuicios y romper barreras.

Resulta importante en el momento de adquirir el equipo de proyecto ir al encuentro del talento, reconociendo sus intereses, sus gustos y preferencias para poder atraerlo con propuestas que considere valiosas, además es necesario tender puentes entre las generaciones a través de la comunicación y la motivación, crear sistemas de compensación y beneficios personalizados, que atiendan los intereses de cada persona o cada grupo homogéneo y ofrecer un equilibrio entre la vida personal y la laboral es fundamental para fidelizar talentos.

El secreto está en desafiar lo convencional y en animarse a romper paradigmas que hasta hoy marcaron lo que debe ser una organización y a comprometerse con nuevos modelos, que faciliten la integración de diversos talentos, el éxito de la organización dependerá de ello.

Los invitamos leer el boletín completo del mes de Febrero  aquí.

“El desafío del liderazgo es crear cambios y facilitar el crecimiento”. John C. Maxwell

Oscar Zambrano

MG Gerencia de Proyectos

Voluntario Capítulo PMI Antioquia, Colombia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *